Estás aquí
Inicio > Ciencia y arte > Rock y Ciencia: la vida de José Moreno

Rock y Ciencia: la vida de José Moreno

Dr. José Moreno Rodríguez, doctor en inmunología y director del Hospital Juárez de México.

En la preparatoria, José Moreno era un típico joven. Aprendió a tocar la guitarra, fumaba, bebía, conocía chicas, se reventaba con los amigos. Ahora es doctor en inmunología y director de Investigación del Hospital Juárez de México (HJM). Sin embargo, no ha dejado de rockear.

Por Carmen Báez (Agencia Informativa Conacyt)

En sus ratos libres, José Moreno Rodríguez realiza dos de sus principales pasiones: cocinar y escuchar música. Su pasión por esta última la adquirió siendo muy joven cuando escuchaba a clásicos como Ludwig van Beethoven junto a su padre. De no haber sido médico e investigador de laboratorio, quizá hoy el doctor miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) pudo haber incursionado totalmente en la música, actividad que no deja de lado.

“Mi opción de estudio estaba entre ingresar a la preparatoria o el conservatorio, yo quería entrar a este último, pero la opinión de mis padres pesó mucho. Decían que no me iban a mantener toda la vida. Me costó mucho trabajo adaptarme a la preparatoria, aprendí a tocar guitarra, fumar, beber, conocer chicas, a reventarme con mis amigos. De ese hobby derivó el gusto por el rock clásico. Pero al entrar a la facultad fui un alumno muy destacado”, recuerda.

José Moreno: vocación por la investigación

Dr. José Moreno Rodríguez, doctor en inmunología.
Dr. José Moreno Rodríguez, doctor en inmunología.

La consolidación de la vocación científica de José Moreno se dio mientras trabajó como médico de base en Sonora, en 1979.

“Ahí entendí mi vocación, porque estar allá era muy gratificante desde el punto de vista clínico, pero no me satisfizo y decidí regresar a la Ciudad de México y emprender una carrera en la investigación. Inicialmente estuve como médico adscrito y reumatólogo en el Centro Médico La Raza, hasta 1983”, recuerda.

En el Centro Médico Nacional La Raza colaboró con personajes destacables en el campo de las enfermedades autoinmunes de México, como el doctor Jorge Alcocer Varela. Poco después realizó una estancia posdoctoral en el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern en Dallas, Texas, bajo la tutoría de Peter Lipsky, figura internacional en el tema de la inmunología y reumatología.

“En Dallas tuve la oportunidad de desarrollarme de una manera que marcó mi vida en adelante. La enseñanza ahí consiste en exponerse a los problemas y resolverlos con nuestras propias uñas, se expone a la crítica. Así tuve yo la oportunidad de crecer, a pesar de ser un trabajo súper intenso. Desde entonces marcaba mis tendencias hacia la inmunología. Todo lo que quería ver en las enfermedades era el aspecto inmunológico y qué de ello podría entender. Publiqué mi primer artículo cuando terminé mi residencia, en 1979, antes de hacer inmunología”, comenta.

Una invitación que no podía rechazar

En 1986 se incorporó al Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza para formar parte del grupo de investigación del doctor Armando Isibasi. Reconoce que aún sin tener un posgrado, ya se consideraba un especialista inmunólogo y reumatólogo. Su vida y su profesión dieron un giro en 1987, durante un congreso de investigación en estrategias moleculares en inmunología.

“En ese tiempo pensaba que la inmunología estaba estancada. En ese evento me dediqué a hacer preguntas, comentarios, y eso me valió que uno de los ponentes, de Alemania, me invitara a trabajar en su laboratorio. Fue para mí un año extraordinario. Aprendí muchísimas cosas de inmunología, comencé a trabajar inmunología con ratones, en el tiempo que estuve allá publiqué alrededor de 10 artículos”, rememora.

A su regreso a México, el doctor José Moreno se incorporó como jefe de Reumatología del Centro Médico La Raza. Ahí fundó el Laboratorio de Investigación en Enfermedades Autoinmunes. “Yo era una rata de laboratorio. Posteriormente me contrataron en el Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública, pero ahí no logré integrarme al 100 por ciento. Como investigador no avancé mucho, pero como persona sí”.

En 2014, por invitación del doctor Martín Antonio Manrique, se unió al Hospital Juárez de México como director de Investigación.  Este cargo lo considera un reto importante para su crecimiento personal y profesional. “Aunque como investigador sí me ha costado trabajo, puesto que no contamos con todos los recursos que quisiéramos”, agrega.

Rockear forever

José Moreno no dejó nunca de lado el rock. En 1966 formó la agrupación La doble hélice. Vigente hasta ahora, los miembros de la banda se reúnen ocasionalmente.

“Recientemente, formé un grupo en Cuernavaca. Se llama La Ruta 3. Hacemos rock clásico y blues, donde yo soy la primera voz y toco la guitarra eléctrica”.

 

Deja un comentario

Top