Estás aquí
Inicio > Ciencia y arte > Arte > Wonder Woman (2017): reseña con spóilers

Wonder Woman (2017): reseña con spóilers

Cada vez que DC sacaba otra película horrible, se acentuaba con los años mi temor con Wonder Woman, pero por fin se estrenó en cines. Y es maravillosa.

Y no, no estoy fanboyeando (tanto). Cuatro quintas partes de la película están construidas de manera sólida. Los personajes no solo son llamativos o espectaculares, también logran formar un vínculo afectivo entre ellos y por ende, con nosotros. La historia, aunque básica y utilizada un sinfín de veces en el cine, es tratada de manera adulta e interesante. Y eso se agradece.

Wonder Woman, Wonder Womaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan!

Wonder Woman, una película colorida

Cuando digo “de manera adulta e interesante” no me refiero al significado Snyderiano del concepto: obscuridad, sufrimiento, dolor, explosiones y nada de felicidad. De hecho, Wonder Woman brilla por ser una película colorida, tanto de manera literal como de manera metafórica. Uno puede experimentar una variada serie de emociones a lo largo de la película. Eso es muy bueno cuando has decidido estar más de dos horas sentado en una butaca. El tiempo se pasa volando. Por primer vez, en una película de WB/DC, podemos identificarnos con los personajes, y no nada más con aquellos humanitos que sufren y se acongojan por el hecho de no tener súperpoderes. Los simples mortales también tienen muchas cosas que ofrecer, e incluso, que enseñar a la semidiosa griega.

Y esa es una de las cosas más importantes en el universo de DC. Mientras que Marvel se trata de personas normales que se vuelven dioses, DC se trata de dioses que intentan convertirse en personas normales. Esta premisa es tratada muy bien en la película.

¿Buenos y malos?

La pobre Diana no comprende absolutamente nada del mundo de los hombres, y se sorprende mucho de nuestras insensateces, como por ejemplo, la veneración a la violencia. Ese es otro de los puntos fuertes de la película, porque aquí no todo es bueno o es malo, o es obscuro. En vez de eso, nos muestran todas las zonas grises de moral. La protagonista conoce a gente que no necesariamente actúa de la manera correcta, pero todos tienen buenas razones para hacerlo.

¿Cómo ser una buena persona en medio de una guerra mundial, sobre todo cuando todos hacen cualquier cosas para obtener la victoria o para sobrevivir?

En una escena muy bella, uno de los soldados que acompañan a WW, un nativo norteamericano, le habla sobre lo mal que le ha ido a su gente. Él mismo ha hecho cosas horribles por dinero. Cuando Diana le pregunta quién arrebató la tierra a su gente, el hombre señala a Steve Trevor (personaje interpretado por Chris Pine) y dice: “Su gente”. Esto resulta muy extraño para la guerrera. Para ella, Trevor era un ejemplo de “los buenos” .

Aún más interesante resulta cuando Wonder Woman cree que Ares, dios de la guerra, ha tomado el control de un alto mando alemán y ha provocado el pleito. Si ella mata a Ares, la guerra terminará porque perderá su influencia sobre la gente. Encuentra al sujeto que cree que es Ares y lo mata… y la guerra continúa como si nada.

Por supuesto, Wondy se saca mucho de onda y le pregunta a Trevor por qué todo sigue igual. Trevor responde que no se trata de Ares, sino de los mismos humanos. Somos nosotros los que hacemos guerras por cualquier cosa, porque al parecer lo disfrutamos mucho. Trevor dice algo así como: “Me gustaría que hubiera a alguien a quien culpar, pero no lo hay. La verdad es que todos tenemos la culpa”. Diana replica: “Yo no”. Y él: “Bueno, yo sí. Y es por eso que tengo que hacer algo”.

Muy, muy lindo.

No todo fue tan lindo

Lamentablemente, toda esa idea se arruina un poco cuando sí aparece un Ares medio chafa. Luego, se lleva a cabo una batalla con imágenes generadas por computadora (CGI). Un desmadre que no se entiende bien típica de toda película de DC. No se puede tener todo en la vida.

De ahí en fuera, es una película bastante sólida y entretenida. Contiene mensajes sustanciales para todos y es digna de verse más de una vez en cines.

El reparto es maravilloso, y todos se lucen. Gal Gadot logra callarles las bocas a todos aquellos que una vez dijeron que nunca llegaría a ser una buena Wonder Woman. Además, la buena Patty Jenkins se lució con la dirección. Supo ajustar la mezcla. Todos los detalles quedaron para satisfacer las necesidades de la mayoría. Tal vez hubo algunos problemas con las escenas de acción, pero hay que recordar que es la primera película del género que hace, así que es comprensible.

De ahí en fuera, Wonder Woman es una buena pieza de entretenimiento que merece la atención de muchos, incluso de más de los que ya la tiene.

MI CALIFICACIÓN: 8/10

Gal Gadot haciendo una Lynda Carter

Dieterminator
Soy un sujeto que quiere ser escritor desde hace un buen de tiempo y nomás no se me hace.
http://dieterquintero.tumblr.com/

Deja un comentario

Top