Estás aquí
Inicio > Tecnocultura > La vida cotidiana > Por la noche blanca. El sendero de la cocaína

Por la noche blanca. El sendero de la cocaína

Por la noche blanca. El sendero de la cocaína (Ediciones B) es el libro más reciente publicado por el escritor, investigador y Doctor en Filosofía, Luis Muñoz Oliveira (1976). Una novela en la que a través de Otelo, un joven de  19 años que vive en circunstancias características de la gente de extracción humilde se plantea de manera sutil la lucha de clases en donde la adrenalina siempre está presente.

Otelo, un personaje que de cierta manera nos remite hacia la tragedia shakesperiana, es constantemente víctima de sus impulsos, por lo que de una situación crítica pasa a otra: desde ser padre a temprana edad, pasando por convertirse en chofer de Uber (una de las etiquetas de aspiración más comunes en nuestra sociedad actualmente), hasta terminar repartiendo cocaína a domicilio, tal como si fueran pizzas.

Por la noche blanca se deja leer de manera desvergonzada sin que ello implique ausencia de profundidad. Desde la descripción de la vida cotidiana permite encontrar los bajos fondos y las raíces del mal social. Representa a un joven, que como tantos en el país, tiene que pelear continuamente para sobrevivir: una subcultura estigmatizada, que de cierta forma se desarrolla en los linderos de lo proscrito. En esta novela, el personaje principal intenta llevar una vida normal y salir a delante a pesar de sus circunstancias, conseguir un trabajo en forma para mantener a su familia, pero las cosas no funcionan como él quisiera, hasta que conoce a una mujer que le ofrece una aparente solución. Sin embargo, este nuevo trabajo lo llevará a un abismo del que no le será fácil salir.

Con esta obra, Muñoz Oliveira demuestra que la literatura puede ser una forma de expiación para esos fantasmas con los que cualquier joven de estratos sociales bajos danza al intentar llevar una vida próspera a pesar de la presencia del destino y de la desgracia, como personajes de fondo y trasfondo.

Sergio Villaseñor
Juntaletras al que le gusta hablar de los temas que le preocupan. A ratos de buen ánimo, a menudo lleno de rabia, urgencia y frustración política, y a veces con la angustia que experimentan los niños cuando se acuerdan, ya tarde un domingo, que aún deben la tarea del lunes.

Deja un comentario

Top