Estás aquí
Inicio > Tecnocultura > Usar Netflix en México es como andar en una bicicleta a la que le falta una rueda

Usar Netflix en México es como andar en una bicicleta a la que le falta una rueda

Termino de platicar con un amigo, me cuenta que el fin de semana se quedó despierto hasta las 5 de la mañana viendo series en Netflix.

El servicio de streaming se ha convertido en el nuevo crack del internet. Muchos han sido los que han quedado enganchados, pero Netflix siempre ha tenido para mí un aura de escepticismo ¿Podría ser tan bueno como en realidad me lo contaban? Luego de tanto escuchar las viciadas que se pegan mis amigos decidí probarlo, finalmente ¿qué podía perder? Netflix México ofrecía un mes gratis y la suscripción era de apenas 99 pesos al mes, se podía cancelar en cualquier momento y estaba seguro que encontraría algo de mi agrado.

La expectativa inicial fue bastante grande. Luego de llenar un formulario minimalista tenía frente a mí un catálogo que se antojaba prometedor. Para alguien como yo que solo consume piratería en línea, acostumbrado a navegar en páginas retacadas de publicidad rusa, la facilidad de acceso al contenido me pareció maravillosa: seleccionas la serie e inmediatamente la estás viendo. No podía ser mejor.

Más adelante y explorando un poco encontré Adventure Time, una de mis series favoritas y que por alguna razón u otra no había podido continuar viendo. Netflix te has ganado un suscriptor, me dije a mí mismo. Preparándome para la viciada de mi vida pronto me di cuenta que sólo estaba disponible la Quinta Temporada. Sí, así de absurdo como se escucha, sólo la quinta, ni la primera ni la última, la quinta. Llegué a pensar que el idiota era yo, que no sabía usar la interfaz y que estaba seleccionando solo esa temporada. Pero no, la navegación, insisto, es fluida e intuitiva. Era correcto: la serie está incompleta.

Decidido a no dejarme decepcionar tan rápido probé con otra:

¿Daria? Nada, ni un capítulo ¿Beavis and Butthead? Tampoco ¿Animatrix tal vez? Negativo ¿South Park? Por favor South Park es un Clásico, pero no, no hubo ningún resultado ¿Qué pedo, porque no hay nada?

Netflix había perdido frente a mis gustos animados, ¿Acaso podría encontrar alguna película de mi agrado? Había visto en el catálogo películas buenísimas como Cidade de Deus o Taxi Driver. Busqué Cronos, la ópera prima de Guillermo del Toro y no encontré nada. Busqué al mismo Guillermo del Toro para ver qué película de él tenían y no hay ninguna enlistada, ninguna. Ni Hellboy ni Pacific Rim ni el Laberinto del Fauno, simplemente nada. Busqué alguna española como Isi/Disi y tampoco. Busqué Gummo, Kids o a Richard Linklater con resultados igualmente negativos. De Neil Blomkamp solo está Sector 9, ni Chappie ni Elysium se encuentran en la lista de Netflix.

La gota que derramó el vaso fue la ausencia de Inception, de Christopher Nolan, del cual sólo está disponible Batman Begins. Llegado a este punto no sé cómo continuar, mis sentimientos son claramente de desprecio, además me siento humillado. Sí, es verdad que Netflix ofrece un servicio fluido y sencillo para ver series y películas, pero a mí su catálogo, tan seductor para algunos, me pareció insultante ¿No estoy acaso dispuesto a pagar una suscripción para ver lo que yo quiera? ¿Debo de conformarme simplemente con “lo que hay”? ¿No hay suficientes películas dobladas ya? ¿No las pueden poner subtituladas?

Llegué a pensar que su pobre catálogo era una de las consecuencias de vivir en el tercer mundo

pero unas cuantas búsquedas en internet me demostraron lo contrario. Lo que más me encabrona, en realidad, es que comparado con el servicio que Netflix ofrece en otros países (no se diga ya con Estados Unidos) la cantidad de contenido para el público mexicano es la mínima parte.

O sea, que si en Rumania pueden ver Inception en Rumano, o en Mozambique lo puedan ver en Portugués, o en el Vaticano esté disponible la misma película en Italiano ¿Por qué no está disponible en México? He escuchado que se puede hackear Netflix para que la IP de tu computadora aparezca como de otro país, España o Estados Unidos por ejemplo, y poder acceder al catálogo ampliado. Pero no mamen, yo paso. Suficientes malabares hago ya con las páginas de piratería que además son gratuitas como para tener que estar haciendo trucos raros de IPs y configuraciones por un servicio incompleto.

Se puede decir que Netflix tiene series grandiosas o que pronto aumentará su catálogo. A mí me da hueva justificar a una empresa que no me satisface nada. Además me hago la siguiente pregunta ¿Si no fuera por esas series exclusivas (que tampoco están las de HBO) que tendría que ofrecer?

No dejo de preguntarme si los casi de 400 millones de usuarios de internet en Latinoamérica no somos un mercado lo suficientemente tentador para ellos o es que simple y llanamente somos un mercado conformista y mediocre al cual le puedes vender un producto incompleto y aplaudiremos agradecidos ante él. Para mí Netflix nació muerto.

Vaya que es verdad eso que dicen, que algún día alguien enlataría mierda y nosotros lo compraríamos. Usar Netflix en México es como montar una bicicleta a la que le falta una rueda.

Nota final. Un chavo de Estados Unidos ha hecho lo que Netflix hasta ahora se ha negado a hacer: Un catálogo universal. Acá dejo el enlace a la página de Inception http://unogs.com/video/?v=70131314

Cid Vicio
Cid Vicio
Vicioso proscrito, friki de internet y amante del mar.
http://vandalismogeek.com/

Deja un comentario

Top